Cuidando al Cuidador

Enfermera/domicilio/Bogota/Cuidados-Adulto-Mayor/Servicio de Enfermeria a Domicilio/Acompañamiento Adulto Mayor Artículos de Interés


Enfermera/domicilio/Bogota/Cuidados-Adulto-Mayor/Servicio de Enfermeria a Domicilio/Acompañamiento Adulto Mayor

Cuidando al Cuidador

Cuidar a un adulto mayor no es trabajo fácil, requiere de mucha fortaleza mental, física y emocional, de hecho aun así, es muy probable que el cuidador presente lo que se llama “el síndrome del cuidador”, pues en su labor deberá enfrentar situaciones que pueden llegar a afectar seriamente su salud física y emocional, por esta razón lo más recomendable es solicitar un servicio de enfermería en casa y dejar el cuidado de ese adulto mayor en manos de profesionales.

Es un hecho que muchas personas como seres humanos sociales, tienen vocación de cuidadores, pero no todos disponen de las habilidades y el conocimiento necesario para desempeñar tan loable labor. Cuando un adulto mayor se hace dependiente, es muy común que un familiar se encargue de su cuidado, y en esos casos es frecuente evidenciar el desgaste físico y emocional del cuidador, pues suelen abandonarse y desplazar sus rutinas particulares por temor a fallar.

Sigue estos prácticos consejos y asegúrate de ser un cuidador bien cuidado, porque de tu salud depende el bienestar de tu familiar.


 1.- Cuidarse para cuidar

El cuidador debe estar tan alerta con su salud como con la de su familiar, pues si él se enferma la persona a su cargo se queda sin atención. Es recomendable que visite de manera preventiva y periódica al médico, estar atento con sus medicamentos o vitaminas de uso constante. Debe cuidar su postra física cada vez que ayuda a movilizar a su familiar en la cama, pasarlo de la cama a una silla o ayudarle a caminar.


 2.- Evitar la sobrecarga

Cuando un cuidador está sobrecargado suele dominarle el estrés, por eso lo ideal es acordar con algunos familiares un sustituto en las noches y tiempos de descanso diurnos. Organizar en una lista las cosas por hacer y aceptar la colaboración que le ofrezcan para ir cumpliéndolas poco a poco sin presión.


 3.- Hacer ejercicio

Lo ideal es que por lo menos 4 veces por semana el cuidador se tome 20 minutos para dar un paseo al aire libre o tomar una clase de yoga o hacer su ejercicio favorito. La actividad física es una manera fantástica de disminuir el estrés y aumentar la energía.


 4.- Cuidar su alimentación

La falta de apetito o la pérdida de peso son indicios de que algo sucede y el cuidador debe estar alerta ante esto, pues su salud y nutrición son tan importantes como las de su ser querido; tome el tiempo necesario para alimentarse bien y comer balanceado, eso le evitará trastornos como el estreñimiento.


 5.- Desarrollar habilidades de comunicación

Lo mejor es evitar hablar con el adulto mayor cuando éste está enfadado o cansado, para evitar discusiones innecesarias. Asimismo es recomendable que el cuidador sepa reaccionar ante muestras de agresividad y actuar de forma adecuada ante posibles lagunas mentales o alucinaciones.


 6.- Manejar las caídas

Un hogar adaptado con barras de sujeción física evitará muchos accidentes comunes, sin embargo su uso debe ser controlado para darle más posibilidad de movimiento adulto mayor. Pero resulta importante que el cuidador sepa cómo movilizar al familiar cuando su caída haya sido inevitable, pues así evitará lesiones del momento y empeorar las ya existentes en el adulto mayor.


 7.- Estimular la autonomía del familiar

Es importante que el cuidador sepa con detalle que actividades cotidianas puede hacer su familiar de manera independiente y estimularle a cumplirlas por sí solo. Llevar a cabo tareas como vestirse, comer o cuidar de su higiene y aseo personal repercuten en la autoestima del familiar y mejoran su salud.


 8.- Buscar ayuda profesional

Es común que los cuidadores se sientan solos, ansiosos, culpables, furiosos, asustados, confundidos o cansados. Si estos sentimientos resultan abrumadores, llame a su médico y/o acuda a un grupo de apoyo para cuidadores. Y si siente que esto no es suficiente para recuperar su estado de calma lo mejor es optar por un servicio de cuidado de pacientes a domicilio y solicitar una enfermera para que cuide a su familiar en casa. En Cuidados Dorotea Bogotá tenemos propuestas de servicio adaptadas a su presupuesto y necesidades, para mayor información no dude en contactarnos.


Ver otros artículos