10 consejos para el cuidado de adultos mayores en casa

Enfermera/domicilio/Bogota/Cuidados-Adulto-Mayor/Servicio de Enfermeria a Domicilio/Acompañamiento Adulto Mayor Artículos de Interés


Enfermera/domicilio/Bogota/Cuidados-Adulto-Mayor/Servicio de Enfermeria a Domicilio/Acompañamiento Adulto Mayor

10 consejos para el cuidado de adultos mayores en casa

Encargarse del cuidado de adultos mayores en casa es una gran responsabilidad, no sólo habrá que hacer adaptaciones en el hogar y cambios en la rutina familiar, incluso en ocasiones lo más recomendable será recurrir a un servicio de enfermería a domicilio.

A continuación te damos 10 consejos para el cuidado de adultos mayores en casa.

 1.-Definir las necesidades

De manera realista, debemos hacer una lista lo más detallada posible de las necesidades del paciente y las opciones que tenemos para cumplir con sus exigencias, incluyan estas cuidados permanentes, cuidados paliativos o cuidados postoperatorios. Asimismo, teniendo claro lo que se necesita, estaremos en la capacidad de elaborar un plan para establecer de manera realista el aporte, monetario o logístico, que puede dar cada familiar.


 2.-Crear un plan de seguridad

Sabemos que los adultos mayores suelen caerse con gran facilidad y frecuencia, para evitar esto hay ciertos cambios que se deben hacer en casa. En principio, es indispensable contar con buena iluminación y espacios libres que permitan circular con facilidad. Lo más aconsejable es evitar alfombras y tapetes, quitar obstáculos, prescindir de mesas o adornos frágiles y poco firmes con los que puedan tropezarse y caer.
En el baño, una de las áreas más importantes y críticas en las que se deben hacer modificaciones, es recomendable instalar barras para sostenerse, colocar tapetes antiresbalantes y disponer de una silla apta para ducharlo, así como secarlo y vestirlo.
Es recomendable mantener a la persona identificada con una plaquita, indicando nombre, dirección y teléfono, especialmente si presenta deterioro cognitivo, alzheimer o demencia, y no olvidarse de mantener las puertas cerradas con llave a fin de evitar que salgan de la casa sin compañía y supervisión.
Es conveniente poner el teléfono en un lugar visible y de fácil acceso en la casa, cerca de una libreta o cuaderno en la que estén apuntados los diferentes números de teléfono a los que pueda llamar en caso de emergencia.


 3.-Establecer acuerdos y adaptar la rutina familiar

Para el cuidado de adultos mayores en casa, es necesario lograr acuerdos en los que se establezcan los roles y responsabilidades que cada familiar tomará en su cuidado. Los desacuerdos no se harán esperar, pero lo recomendable es hacer una reunión en la que se hable claramente acerca de las expectativas, posibilidades y responsabilidades que cada integrante de la familia deberá cumplir.
Si los roces son constantes y resulta difícil establecer acuerdos, lo aconsejable es buscar ayuda profesional que pueda orientarlos para hacer más positivo y constructivo el proceso de adaptación y cambio en la dinámica familiar.


 4.-Buscar el apoyo de profesionales

Por lo general los adultos mayores presentan varias patologías, algunas de ellas incluso crónicas, así que lo más recomendable es solicitar la asistencia de un médico Geriatra que pueda guiar al grupo familiar en su atención y tratamiento.
En caso de requerir apoyo y asistencia personalizada para llevar a cabo actividades de la vida diaria, no dude en solicitar un servicio de enfermería a domicilio, pues el cuidado de pacientes en casa tiene muchas exigencias, y puede resultarle agotador a alguien que no esté preparado para ello.


 5.-Llevar un registro de medicamentos

Comúnmente los adultos mayores consumen varios medicamentos, por lo cual resulta de vital importancia usar pastilleros controlados y llevar una lista de los mismos, en la que se detallen dosis diarias y se puedan tildar o tachar las tomadas, para así evitar confusiones, duplicar dosis y la peligrosa automedicación.


 6.-Cuidar su aseo personal

La coquetería y el cuidado personal no están reñidos con la edad, al cumplir con el cuidado de un adulto mayor en casa debemos cuidar su aseo personal. No hay que olvidar el uso de crema hidratante y bloqueador solar, cuando sea necesario.
Es importante vigilar la salud bucal del adulto mayor, cepillar su dentadura y prótesis dental después de cada comida, y remojar las piezas dentales removibles en agua fría durante la noches es lo más aconsejable, así como limpiar las encías con un cepillo de cerdas extra suaves y el uso de pasta dental con flúor para cuidar la dentadura del paciente.
Si de incontinencia se trata, es necesario recordarle con frecuencia al adulto mayor, que se dirija al baño para hacer sus necesidades a tiempo antes de un infortunado accidente, y cuando la incontinencia es grave lo mejor es el uso de pañales para adultos.


 7.-Armar una dieta balanceada

Es común escuchar a los abuelos decir “No te preocupes, no tengo mucha hambre, con esto para mi es suficiente” pero debemos estar atentos con las cantidades y la variedad de alimentos que consumen, pues por lo general las personas mayores tienden a consumir poca cantidad de alimentos y que éstos sean de un mismo tipo. Prepararle una dieta variada y equilibrada de acuerdo a sus gustos y preferencias, hará que mejoren su apetito y en consecuencia gozarán de una mejor salud mental y física. Se recomiendan alimentos ligeros, con poca sal y preferiblemente hervidos o a la plancha.


 8.-Trazar una rutina de ejercicios para actividad física y mental

Caminatas cortas, ejercicios aeróbicos de bajo impacto, levantamiento de pesos ligeros, juegos de mesa, crucigramas y pasatiempos, son actividades perfectas para adultos mayores, pues les ayuda a mantenerse activos física y mentalmente. También, de acuerdo al gusto del paciente, se le puede suministrar literatura fresca y corta, para luego hacerlos conversar al respecto y estimular así su memoria, capacidad de análisis y de síntesis.
Resulta pertinente establecer un horario para cada actividad durante el día, desayuno, aseo personal, actividades recreativas y sociales, de esta manera ayudamos al paciente a que las cumpla sin mayores inconvenientes. Seguir una rutina bien planificada ayuda a que el adulto mayor se acostumbre a sus actividades en orden, haciéndole sentir seguro, además de contribuir a que mantengan sus horarios de sueño y vigilia.


 9.-Ayudarle mantener la conexión social

No olvidemos que los adultos mayores tienen la necesidad de sentirse conectados, por más complicada que sea su movilidad, lo ideal es mantener la interacción con sus amistades más cercanas y llevarlo a los eventos familiares que corresponda, pues sentirse vinculados y tomados en cuenta les hará más conformes y felices a pesar de su situación.
Las personas de la tercera edad están llenas de sabiduría, anécdotas y pícaras historias, así que no los ignoren e inclúyanlos en sus conversaciones, es mucho lo que pueden aprender y disfrutar escuchándolos.


 10.-Brindarle amor y detalles

Y no porque esté de último es menos importante, el amor. Quizás haya necesidades materiales que sean difíciles de cubrir, pero el afecto, tiempo y detalles que le brindemos a ese abuelito día a día, hará que se sientan felices y amados a pesar de las condiciones en las que se encuentren.
Los adultos mayores pueden ser refunfuñones y tener mal carácter, pero tratándolos con amor y paciencia podrías derribar esas barreras, pues en realidad lo que más desean es sentirse amados, respetados, valorados, escuchados y tomados en cuenta.


Esperamos que pongas en práctica estos sencillos, pero importantísimos consejos para el cuidado de adultos mayores en casa, verás cómo le darás unos dulces días otoñales a ese abuelito tan amado.

Ver otros artículos